Saltar al contenido

Manteniendo el amor

amor pareja consejos

Mantener una relación de pareja, es como mantener un buen guiso: siempre a fuego lento. Este es el verdadero secreto para una vida feliz, plena y duradera junto a nuestra pareja. La clave está en mantener todo el tiempo la llama encendida, y no estamos hablando solamente de la llama de la pasión en la cama, sino que nos referimos a la llama del enamoramiento que ambos sintieron la primera vez que se conocieron.

Poder sustentar encendida esta llama nos determina cuán interesados estamos en la relación y qué esfuerzos hacemos para mantenerla. Para hacerlo, hay que ir añadiendo troncos y madera de a poco, paulatinamente solo, como dijimos, para intentar dejar la llama siempre encendida. Los pequeños detalles son los troncos. Los pequeños detalles son los responsables de hacer que la pareja siga estable, siga con vida a través del tiempo. Cocinar, limpiar y hacer tareas que normalmente hace la otra persona, son excelentes maneras de demostrar sacrificio por la relación.

Organizar salidas inesperadas, preparar la cena y decorar con algunas velas el ambiente, dejar la tina lista para cuando la otra persona llegue y se pueda dar un baño relajante, etc. Estos son otros detalles que pueden hacer un bonito gesto con nuestra otra media naranja.

Hacer y tener gestos sin una intención de fondo, sin luego andar recriminando, es la clave para salvar una relación, matrimonio, noviazgo o convivencia (porque vamos, si cada vez que se discute se hecha en cara todo lo que se hizo…no sirve de mucho que lo hagamos, si solo lo hacemos para luego pasar factura). El gesto siempre tiene que ser de forma desinteresada, sin pedir nada a cambio. No os preocupéis que si vuestra pareja sabe apreciarlo, las recompensas llegan solas.

3 principios para mantener vivo el amor

He aquí algunos consejos que profundizan y abordan temas más esenciales que silencian el romance.

Participar en el acto de amor

Muchos de los consejos que sugieren tomar medidas para fomentar el romance son eficaces porque fomentan el acto de amar en lugar de la situación de estar enamorado. El acto de amar es gratificante tanto para el amante como para el amado. El estado de estar enamorado es pasivo y se disuelve fácilmente en una fantasía interna acerca de estar enamorado. Esta fantasía se convierte gradualmente en un sustituto del amor real.

El acto de amar involucra comportamientos que mantienen viva y vital una relación cercana. Estos incluyen ofrecer afecto emocional y físico; expresar ternura, compasión y sensibilidad a las necesidades de su pareja; compartir actividades e intereses; y mantener intercambios honestos de pensamientos y sentimientos personales. También involucran aceptar, reconocer y apreciar activamente el amor que está dirigido hacia ustedes. Cuando participamos en el dar y recibir amor, cuando desarrollamos la habilidad de aceptar el amor con dignidad y devolver el amor con aprecio, nos encontramos activamente involucrados en amar en lugar de caer en un estado pasivo de fantasía sobre estar enamorados.

Mantenga su individualidad y aprecie la individualidad de su pareja

Puede parecer una noción romántica considerar a su ser querido como su alma gemela, su pieza perdida, su mejor mitad. Sin embargo, este tipo de fusión imaginaria destruye el romance. Es imposible sentirse romántico sin la conciencia de que usted y su pareja son cada uno un individuo distinto y único. Es por eso que necesitas considerarte a ti mismo como una persona completa y estar seguro de que no estás buscando a alguien que complete tu estado incompleto o que te defina o afirme.

Cuando estás con alguien durante mucho tiempo, es fácil empezar a funcionar como una unidad y, en el proceso, perder el rastro de ti mismo como una persona separada. Por lo tanto, para mantener el romance es crítico que usted mantenga un fuerte sentido de independencia y autonomía y un punto de vista bien desarrollado. Con esto como meta continua, usted puede continuar cultivando y fortaleciendo sus rasgos únicos, así como participar en un comportamiento que refleje sus intereses e ideales.

Cuando se conoce bien a alguien, es fácil perderlo de vista como persona individual. Por lo tanto, es importante respetar a su pareja alentando sus intereses y objetivos personales, independientemente de los suyos. Esto significa ser sensible a los deseos, deseos y sentimientos de su pareja, y valorarlos tanto como usted lo hace por su cuenta. Significa que su pareja está separada de cualquier expectativa que usted pueda tener o de cualquier papel que él o ella pueda estar cumpliendo en relación con usted.

Para mantener este nivel de consideración por su pareja, usted necesita tener empatía y compasión por él o ella. Esto implica usar su mente, así como sus emociones e intuición para percibir y experimentar vicariamente la naturaleza de su ser querido. Cuando entiendes a tu pareja de esta manera profundamente empática, eres consciente de lo que tienes en común, pero también reconoces y valoras tus diferencias.

Ignora tu voz interior crítica

En mayor o menor medida, todos tenemos un enemigo interno, una parte de nosotros mismos que opera dentro de nuestras cabezas como un entrenador malicioso, que nos critica y nos ofrece malos consejos. Este enemigo, con su punto de vista destructivo, es su voz interior crítica. Apoya sus defensas, lo que no sería algo malo excepto que, en su mayor parte, sus defensas son arcaicas. Las formas en que usted vino a protegerse hace mucho tiempo no son necesarias o apropiadas en su vida hoy en día. En primer lugar, ya no eres ese niño pequeño que tiene que lidiar con el entorno de su infancia. Y segundo, esas viejas defensas y la voz interior crítica que las anima interfieren con su capacidad de establecer relaciones estrechas.

Usted es más vulnerable cuando expresa sus sentimientos románticos, cuando expresa lo que ama de su pareja y muestra cómo se siente hacia él o ella. Usted también es vulnerable cuando está abierto y receptivo a los sentimientos amorosos de su pareja hacia usted. Ser vulnerable e indefenso hasta este punto va en contra de tus formas habituales de protegerte de ser lastimado. Es útil ser consciente de cómo su voz interior crítica tratará de sabotear sus intercambios amorosos con su pareja. Se burlará de que usted se acerque a su pareja. «¡Eres tan lamentable! Te estás humillando a ti mismo.» Eso menospreciará los gestos de amor de tu pareja. «¿A eso le llamas amor? No es nada. Te mereces más que eso». Ridiculizará la expresión de afecto entre ustedes. «Ustedes dos son tan sentimentales, es nauseabundo. ¡Te ves ridículo!»

No importa lo que tu voz interior crítica diga, ignórala y continúa siendo cariñosa y afectuosa. No permita que sus advertencias socaven sus sentimientos de amor o su comportamiento. No dejes que te influya para que te protejas y te retires de la intimidad. Probablemente se sentirá ansioso por