Saltar al contenido

Atados a cosas que no existen

Hoy contaré una historia árabe.

Un mercader de camellos árabe que  atravesaba el desierto del Sháhara, acampó para pasar la noche.Los esclavos levantaron tiendas y clavaron estacas en el suelo para atar a ellas los camellos.

-Hay sólo diecinueve estacas y tenemos veinte camellos;¿cómo atamos el vigésimo camello?-le preguntó un esclavo al amo.

-Estos camellos son animales tontos.Hagan los movimientos como para atar al camello y permanecerá quieto toda la noche.

camello

Eso hicieron, y el animal se quedó quieto alli, convencido de que estaba atado.A la mañana siguiente, al levantar campamento y prepararse para continuar el viaje, el mismo esclavo se quejó al amo de que todos los camellos lo seguían, exepto aquél, que se rehusaba a moverse.

-Se olvidaron de desatarlo- dijo el amo.

Y el esclavo realizó entonces los movimientos como si lo desatara….

Ésa es una imagen de la condición humana.Estamos atados a cosas que no existen;tenemos miedo de cosas que no son…Son ilusiones,falsedades,creencias;no realidades.