abril 5, 2020

¿CÓMO PUEDE AYUDARNOS LA HOMEOPATÍA A COMBATIR GRIPES Y RESFRIADOS?

La gripe es una visitante común en nuestros hogares durante el Invierno. La bajada de temperaturas, combinada con unas defensas bajas, sobre todo en el caso de niños y ancianos, es una combinación perfecta para desarrollar cuadros gripales, con la fiebre, el malestar, y el engorro que eso supone. Muchos de nosotros seguro que estamos incluso abonados a ella cada invierno, sin que podamos hacer mucho por evitarlo. En el caso de los más pequeños también son habituales las bronquitis y otitis por el mismo motivo. Si este es tu caso, y no has probado la homeopatía, te interesará saber en qué consiste y cómo puede ayudarte con los procesos gripales.

La homeopatía es una ciencia que elabora medicamentos 100% naturales, útiles para el tratamiento, prevención y alivio de numerosas enfermedades. Entre sus ventajas está el hecho de que trabaja en favor de tu cuerpo, y nunca en su contra, reequilibrándolo para mejorar o recuperar la salud. Además, carece por completo de efectos secundarios, por lo que cualquier persona, incluso niños y embarazadas, puede tomarla. En cualquier caso, para tomar medicamentos homeopáticos es recomendable primero acudir a un homeópata, a un médico generalista (cada vez más proclives a recetarla), o a nuestro farmacéutico. Ellos sabrán orientarlo sobre qué y cómo tomarlo.

En el caso de procesos gripales, el Oscillococcinum es la mejor opción. Se trata de un medicamento que tiene eficacia probada en la prevención de la gripe, pero que también funciona para tratar cuadros agudos, aunque en este caso sus resultados dependen de cada tipo de paciente y sus expectativas. Esta especialmente recomendado para niños con tendencia a resfriarse en Invierno, o a desarrollar molestas bronquitis y otitis. Hay que recordar que contiene sacarosa y lactosa, por lo que es preferible consultar a un especialista si el paciente pudiese presentar intolerancia a estos compuestos.

En cuanto a su administración, el Oscillococcinum puede emplearse de varias maneras, dependiendo de nuestras necesidades:

  • En el caso de tratamientos preventivos, podemos tomar un envase unidosis a la semana, desde Noviembre a Marzo, lo cual nos ayudará a fortalecer nuestras defensas ante la gripe, evitando su contagio.
  • En el caso de que estemos desarrollando los primeros síntomas de gripe, deberemos tomar un envase unidosis 2 ó 3 veces cada seis horas. Este tratamiento nos ayudará a evitar caer en un cuadro agudo, y acelerará nuestra recuperación.
  • En cambio, si ya tenemos una buena gripe encima, se recomienda tomar un envase unidosis por la mañana y otro por la noche, durante 3 días. Aliviaremos los síntomas, y mejoraremos de salud antes.

El medicamento se toma simplemente dejando que se disuelva bajo la lengua. Y debemos ser rigurosos con las tomas y la periocidad, ya que así conseguiremos el mejor efecto. Si no mejoramos de nuestra gripe, o incluso empeoramos, es recomendable visitar al médico y explicarles nuestro caso. Y si quieres conocer más sobre el oscillococcinum, no dejes de visitar la web del fabricante, o de consultar el prospecto del medicamento.